martes, 20 de junio de 2017

La casa del compás de oro, de Begoña Valero



Como en otras ocasiones, Edición Anticipada me ha invitado a leer uno de sus libros. Esta vez ha sido La casa del compás de oro, de Begoña Valero. Esta es la sinopsis:

Villa de Lyon, 1532. Christophe y su mejor amigo Pierre se acercan, siempre que pueden, al pequeño taller de François Goulart para leer las pruebas de imprenta que se exponen en la ventana. Si detectan un gazapo, les recompensará con una moneda. Aunque hay otra razón más poderosa: Marie, la pelirroja hija del impresor, que atiende a esos dos críos con una sonrisa picarona fingiendo no darse cuenta de la admiración que despierta en Christophe.

Un día los dos muchachos encuentran en la imprenta algo que no deberían haber visto y el terrible secreto llega a oídos de un clérigo. Lo que sucederá después dejará en Christophe una huella indeleble, un sentimiento de culpa y un deseo de hacer justicia. Esos mismos libros que ha empezado a amar pueden contener ideas que abren los ojos a muchos, pero conducen a la hoguera o al campo de batalla.

La aspiración de Christophe Plantin por elevarse sobre sus humildes orígenes y aprender un oficio le llevará de Lyon a Orleans, Caen, París y Amberes, en un tiempo marcado por los conflictos religiosos entre católicos y protestantes que desembocarán en las encarnizadas guerras de religión que devastaron Francia y Flandes. Gracias a amigos insospechados, con astucia e inteligencia, pero sobre todo trabajo y constancia, lo aprenderá todo sobre los libros. Siempre al borde de la ruina, resurgirá tras cada revés del destino y acabará convirtiéndose en el mayor impresor y editor de su época.

Tanto la ambientación como la documentación de la autora son impecables. Se narra perfectamente la vida en esa época, y las luchas religiosas continuas en función de la persona que gobernara. También están perfectamente explicada la labor de los impresores y el funcionamiento de las prensas con caracteres móviles. 

Todavía quedan resquicios de la quema de brujas y de la labor de la Santa Inquisición. La gente vive con miedo por las acusaciones de herejía de sus vecinos, y así es como empieza esta historia. Pasarán por épocas de persecución a los hugonotes, de ataques a los cristianos, y momentos de relativa calma solo por el capricho del rey de turno.


Esta novela está inspirada en hechos reales, pues Christophe Plantin fue un impresor real en la Amberes del siglo XVI. Es novela histórica, por lo que la narración prima sobre la acción, y a mi, que no me gusta la historia, se me ha hecho un poco pesada.

Para mi gusto, a pesar del buen trabajo de investigación, la novela resulta algo sosa, y al terminar te quedas con la sensación de que "falta algo". Sin embargo, es un libro que recomiendo totalmente si eres fan de este género literario.


Sobre la autora:

Begoña Valero es natural de Banyeres de Mariola (Alicante) y vive en Valencia. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia, trabaja en la Generalitat Valenciana. Es autora de El trabajo de los libros (Editorial Denes, 2012). La casa del Compás de Oro es su nueva novela.