martes, 17 de enero de 2017

El lobo hace huelga, de Christophe Pernaudet y Sébastien Chebret



Gracias a una promoción de Boolino, hemos conseguido el libro El lobo hace huelga, de Christophe Pernaudet. Este es el resumen:

Algo extraño ocurre: ¡el lobo ha desaparecido de todos los cuentos! ¿Qué está pasando? Los tres cerditos, la Caperucita Roja y la cabra del señor Seguin convocan una asamblea para buscar una solución. El lobo ha decidido hacer huelga porque está cansado de ser siempre el malo.
Todos los personajes de los cuentos tratan de convencerlo para que vuelva: ¡los cuentos lo necesitan para que sus historias tengan sentido y, sobre todo, a los niños les encanta tenerle miedo!

El libro es muy original, porque plantea la alternativa de qué pasaría si el lobo se cansara de ser malo. Aparecen muchos personajes conocidos para los niños, como Caperucita Roja o los Tres Cerditos, algo que siempre les gusta.


Es un libro recomendado a partir de 5 años, aunque hay algunas palabras que no entenderán porque son conceptos complejos (asamblea, consignas, parlamentar…). También se nota que es un libro para niños algo más mayores porque no tiene un final escrito, sino una ilustración que deben interpretar.



El Niño tiene 3 años , y gracias al libro sabe lo que son las huelgas. El resto del vocabulario difícil se lo voy “traduciendo” durante la lectura para que pueda seguir la historia, aunque los dibujos son muy descriptivos y ayudan también.


Sobre los autores:

Christophe Pernaudet. Escritor, director de cortometrajes, redactor publicitario para radio y televisión y realizador de videoclips. También es animador en la mediateca de Villenave, pequeño pueblo donde reside.
 

Sébastien Chebret. Tras estudiar bellas artes, su inicio en el mundo de la ilustración empezó en 2004 realizando su primer álbum, para Éditions Vents d’ailleurs, llamado Le Rat el l’Éléphant. A partir de ese momento hizo todo lo posible para convertirse en ilustrador. Actualmente trabaja para la prensa  y la edición de libros infantiles. Sus ilustraciones están hechas en gouache, acrílico incorporando a veces collages de papel reciclado.