martes, 13 de septiembre de 2016

Los libros de agosto

Aquí traigo el resumen de los libros leídos en agosto, que para ser un mes de medio vacaciones no ha estado mal

54. La librería del callejón, de Manuel Hurtado Marjalizo


Año 1940. Tras su exilio en París, el pintor Adrián Fadrique decide volver a Madrid con el fin de recuperar su pasado y encontrar a Amelia. En su vida hay un vacío de memoria a causa de un accidente que borró gran parte de sus recuerdos, algo que le empuja a regresar al lugar donde pasó los mejores años de su vida. En la ciudad subsisten restos ocultos de resistencia republicana y un numeroso grupo de agentes extranjeros que tratan de decantar la posición de España en la recién estallada Guerra Mundial. En esta encrucijada, el artista se ve envuelto en una trama que le lleva a colaborar con La Fundación, un movimiento clandestino auspiciado por la inteligencia británica y liderado por Ernesto Lara, en cuya vieja librería abandonada se veían durante la guerra. Es así como va dándose cuenta de quien fue realmente, al tiempo que va hallando pistas sobre el paradero de Amelia. Muchos años más tarde, el profesor Alejandro Piedra consigue comprar un óleo del desconocido Adrián Fadrique en una subasta de Sotheby’s. Todo hace indicar que se trata de una obra sin mayor importancia, pero la noticia suscita el interés inusitado de extraños grupos que están dispuestos a cualquier cosa para arrebatársela. 

El libro está bien documentado y muy bien escrito, pero hay muchísimos personajes y se me ha hecho larguísimo. Al final, ya no sabía de que bando estaban unos y otros. Le doy un 5.


55. Manual para mujeres de la limpieza, de Lucía Berlín


Con su inigualable toque de humor y melancolía, Berlin se hace eco de su vida, asombrosa y convulsa, para crear verdaderos milagros literarios con episodios del día a día. Las mujeres de sus relatos están desorientadas, pero al mismo tiempo son fuertes, inteligentes y, sobre todo extraordinariamente reales. Ríen, lloran, aman, beben: sobreviven.

Son relatos cortos basados en varios personajes, que sobreviven en Nueva York a la pobreza, al racismo, a las relaciones familiares.. Le doy un 6,5


56. Los sufrimientos del joven Werther, de Johann W. Goethe


Esta es la historia de un joven abocado al suicidio por la infelicidad del desamor, es la primera gran novela trágica de la literatura europea. Basada en el desencanto amoroso sufrido por el propio Goethe con Charlotte Buff, y en la tragedia de Karl Wilhelm Jerusalem, que se suicidó desesperado de amor por una mujer casada, el libro alcanzó una gran fama como el primero de lo que más tarde se llamaría literatura confesional. 

Este es uno de esos libros del que todo el mundo ha oído hablar pero nadie ha leído. Se nombraba en uno de los libros que he leído estos meses, y esto me llevó a buscarlo. 
Ahora se le nota el paso del tiempo, el pobre Wether es un intenso de manual, que más que pena da un poco de risa. Pero ha sido una buena experiencia lectora. Le doy un 6,5.


57. Laura va a por todas, de Marta Francés


Laura siempre soñó con casarse. Tenía claro el tipo de vestido que luciría y las canciones que bailarían en su boda. Por eso, el enlace de su mejor amiga en Zaragoza es un momento agridulce, porque será la única del grupo de amigos que irá sin acompañante.
Pero todo cambia cuando un desconocido la salva de un primo pesado del novio. Laura, sin saber quién es, no duda ni un segundo en afirmar que ese es el hombre con quien se casará. Durante el banquete, Laura descubrirá que se llama Mateo, que vive en Barcelona y que la química entre ellos es explosiva e irresistible.
Sin embargo, un escollo se interpone a la relación: la distancia, contra la que ambos deberán luchar para alcanzar por fin la felicidad que, entre risas y llantos, todos buscamos.

El típico libro de chicas, con portada rosa, para pasar el verano. Las críticas dicen que es una pluma fresca, dinámica y ligera. A mi me ha parecido un libro facilón y predecible, que está bien para llevarlo a la piscina o al metro, y que sabes lo que va a ir pasando. Le doy un 5. 


58. La granja, de Tom Rob Smith


Apenas han pasado unas horas desde que la existencia de Daniel ha sufrido un giro radical y extrañísimo. Esa misma mañana, sus pensamientos versaban sobre sus preocupaciones habituales: la falta de ingresos regulares y la necesidad de aprovechar una inminente visita a su familia, instalada en una granja en el sur de Suecia, para revelarle su homosexualidad. Pero mientras regresaba a casa del supermercado, ha recibido una llamada de su padre para comunicarle que su madre ha sido ingresada en un sanatorio, víctima de delirios. Antes de poder sobreponerse al impacto, ha sido su madre la que le ha telefoneado en estado de shock, asegurándole que su padre es un mentiroso, que no está loca, que ha salido por su propio pie del hospital, que teme por su vida y que se encuentra de camino a Londres para verle y explicárselo todo. 
En cuestión de horas, Daniel va a escuchar dos versiones completamente opuestas acerca de cómo la retirada y tranquila vida de jubilados que imaginaba para sus progenitores escondía en realidad un estado de tensión y paranoia crecientes, que ha degenerado en una guerra llena de peligros y puntos ciegos. Turbios secretos del pasado familiar, posibles crímenes y versiones espantosas de sus seres más queridos desfilan ante sus asombrados oídos, obligándolo a descifrar la verdad entre una bruma de hechos confusos e impactantes, mientras se encuentra en la incómoda situación de tener que tomar partido por uno de sus progenitores.


Este libro lo recomendé para comprarlo para el Día del Libro, y aún no lo había leido yo. Pues es muy recomendable, de los que te mantiene en tensión y ya no sabes a quién creer. Me ha gustado un montón, y el desenlace también me sorprendió muchísimo. Le doy un 8.


59. Noches blancas, de Mauren Johnson


Tres maravillosas historias de amor escritas por John Green, Maureen Johnson y Lauren Myracle. Todo puede cambiar en cuestión de segundos, solo se necesita un poco de nieve y de magia navideña.La vida de Jubilee no es perfecta: acaba de discutir con su novio Noah y tiene que viajar hacia Florida por un problema con sus padres. Pero una inesperada tormenta de nieve en Nochebuena lo cambiara todo cuando el tren en el que viaja se detiene en la pequeña localidad de Gracetown. Afortunadamente, conoce a Stuart, un joven del mismo tren que la invita a pasar las fiestas con su familia. Como con las piezas de un domino, un beso lo cambiara todo, y dará lugar a otras dos historias de amor.

Es un libro más bien juvenil, pero le puede gustar a todo el mundo. Es muy tierno, y la idea de las historias entrelazadas está muy bien estructurada. Le doy un 7.


¿Has leído alguno de estos libros? ¿Me recomiendas alguno? Pues ahí tienes los comentarios.