martes, 10 de septiembre de 2013

Peripecias de mamá: La bolsa del Hospital

Después de dar a luz, lo que más me preguntaban otras futuras mamás era qué meter en la bolsa del hospital. Esto es lo que yo llevé, teniendo en cuenta que era un hospital público de la Comunidad de Madrid (en los privados se siguen otros protocolos):

Para la madre:
  • Informes médicos y tarjeta sanitaria. A mi no me pidieron los informes en ningún momento, pero llévatelos por si acaso.
  • Un camisón, de manga corta y abierto por delante, para facilitar la lactancia. Este volvió igual que se fue, sin estrenar. Decidí usar el que me dieron en el hospital, así si se manchaba no tenía que lavarlo yo. 
    Aunque se puede llevar un pijama, no es recomendable: si te hacen cesárea, te molestará la goma del pantalón en la herida, y si es parto natural, pasarán médicos y enfermeras a explorarte y tendrás que quitarte los pantalones varias (muchas) veces.
  • Una bata. Esta también volvió como se fue. Sólo la aconsejo si la usas normalmente, o si en tu hospital hace frío, algo que creo que no pasa en ninguno.
  • Zapatillas de andar por casa. Durante los dos primeros días yo tuve los pies bastante hinchados, por lo que no recomiendo que sean muy estrechas, y tampoco que sean nuevas.
  • Ropa interior. Yo me compré un pack de Primark de bragas de cintura alta, y fue lo que usé. Hay gente que recomienda las desechables, pero a mi, sinceramente, la idea de unas bragas de plástico no me atrae nada.
  • Neceser. Llévate lo básico: champú, gel, crema corporal y crema facial, y cualquier cosa que uses normalmente. En el hospital es posible que te faciliten esponjas con jabón, así que tú decides lo que necesitas llevarte. Si te sueles maquillar, llévate algo para el día que salgas, te subirá la moral.
  • Ropa limpia. También para el día que salgas, en caso de que te mancharas la que traías puesta el día del parto.
  • Compresas postparto. Llévate alguna si quieres, aunque también te las darán allí. Las que me dieron a mi eran como un algodón con una red, que no me sirvieron para nada. Los tres primeros días usé empapadores doblados a lo largo, y una vez en casa, compresas de celulosa normales, que compré en Mercadona. Si tienes puntos, no son recomendables las compresas normales, porque se te pueden enganchar los puntos a la red de plástico que tienen.
  • Hay gente que se lleva chanclas para usar en la ducha. Si eres muy escrupulosa, llévatelas, sobre todo si la habitación es compartida.

Para el bebé:
  • Bodies. Recomendable que sean de manga larga para los primeros días. A mi no me lo dieron en el hospital, aunque sé que en otros hospitales si te lo facilitan.
  • Pijama. También de manga larga, y finito, por lo que decía antes de la temperatura del hospital. Yo me lo llevé, pero no sé si llegué a usarlo.
  • Ropa para el día de la salida. Esto depende de la madre: hay algunas que sacan al bebé del hospital en pijama y otras a las que les gusta comprarles algo especial. Si es invierno, abrígalo bien, los primeros días no regulan bien la temperatura corporal.
  • Pañales, toallitas y empapadores desechables. A mi me lo dieron todo en el hospital.

Para el padre:
  • Algo de comer. El padre pasará muchas horas en el hospital, primero durante el parto y luego acompañándote, y a él no le dan de comer.
  • Una manta. Aunque en los hospitales hace calor, si se queda a dormir contigo por la noche es necesaria. También, si quiere, un pijama y zapatillas de estar en casa.
  • Ropa y zapatos cómodos. Como decía antes, va a pasar muchas horas en el hospital, por lo que es recomendable que lleve ropa y zapatos cómodos.
Esta es una lista general, y como ya he dicho, cada hospital tiene sus normas. Antes de dar a luz, pregunta si hacen visitas guiadas. Así conocerás los protocolos de tu hospital tanto en el parto como en el postparto.